La Eucarístia en los Siglos I y II

Mater Gloriosa

cristiano_enseñando.jpg.jpeg

Durante esta época la celebración tiene un carácter preferentemente doméstico y familiar. Esto lo daba el número reducido de participantes, la unión de la eucaristía con la cena (ágape) y la ausencia de lugares públicos de culto propio de los cristianos.

Estas reuniones de ágape se hacían en un clima litúrgico: con la presencia del obispo y demás ministros, con salmos oraciones y cánticos. El número creciente  de cristianos y su lugar de proveniencia fueron produciendo cambios en este estilo de celebrar la eucaristía.

En efecto, los que provienen del mundo palestino-judio  heredan una compresión de la comida como bendición y alegrìa religiosa; los que vienen del mundo helénico habían conocido unas costumbres y una sensibilidad bastante diferentes: la eucaristía se fue celebrando  sola: Sin ágape.

Los testimonios que acompaña esta evolución pueden sintetizarse:

Didajé: es uno de los testimonios más antiguos, probablemente de fines del siglo I…

Ver la entrada original 583 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s