La Misericordia en el NT (I Parte)

Mater Gloriosa

20160615_21_18_26.jpeg

En el NT la misericordia de Dios en el AT desemboca en el amor más sorprendente y maravilloso: «Amó tanto Dios al mundo que le dio a su Hijo Unigénito» (Jn 3,16). «Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, estando muertos por nuestros delitos, nos vivificó juntamente con Cristo; hemos sido salvados gratuitamente» (Ef 2,4s).

Ya el Evangelio de la Infancia, que presenta la manifestación suprema del amor misericordioso de Dios con los hombres, la Encarnación del hijo del Dios en las entrañas de María, recuerda en el Magnificat y en el Benedictus la prometida misericordia de Dios que se cumple en su plenitud en el NT.

El Magnificat celebra el poder del Dios santo que se manifiesta en su misericordia con los que le temen (temor reverencial, la piedad filial). Y concluye diciendo que Dios acoge a Israel acordándose de la misericordia prometida a…

Ver la entrada original 508 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s